No se sabe el origen exacto de la reflexología podal, pero tanto egipcios como chinos ya la usaban allá por el año 2.000 a.C. Con la práctica y el paso de los años, se dieron cuenta que la estimulación de diferentes puntos y zonas en la planta y el dorso del pie, provocaba una relajación concreta y una sensación de alivio en diferentes áreas corporales. Hoy en día, estas técnicas se han acabado adaptando con un protocolo de trabajo muy concreto que proporciona muy buenos resultados en quien lo prueba.

 

El efecto de la reflexología es general (reflejo, de ahí su nombre), pero también local (en los pies, debido al masajeo y las presiones constantes que se realizan sobre ellos). Mucha gente confunde reflexología podal con masaje de pies y, aunque puede haber momentos que nos resulte similar, son cosas diferentes; aún así, la sensación de relajación en los pies y las piernas está asegurada tanto con una como con otra.

reflexología podal

 

Se recuerda a todos nuestros usuarios que esto no es un centro sanitario (clínica médica o de fisioterapia) y que nuestros servicios están enfocados a la relajación, la estética y el deporte, por lo que bajo ningún concepto, este servicio (o cualesquiera de los que ofrecemos), no sustituye ni excluye la atención o el tratamiento médico, terapéutico o farmacológico convencional, prescrito por profesionales sanitarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies